Todavia siente el dolor

[…] dicen que todavia siente el dolor recorrer su cuerpo al alzar la vista y mirar la luna. desde aquella noche con sus ojos bañados en lagrimas donde no se atrevió a decirle todo lo que necesitaba, en ese momento su mirada expresaba mas de lo que jamás sería capaz de expresar con palabras, pero pasó desapercibido o al menos eso creyó el. fué entonces cuando la conoció, dentro de todo aquel caos rodeado entre tanta multitud ocurrió ese cruce de miradas que aún se estremece al recordar. allí estaba ella, apartada de todo, tranquila y relajada, aparentemente sin preocupación, él totalmente desorientado sin saber donde dirigirse, sin saber que hacer, pero no tenía fuerzas para apartar su mirada mojada de aquellla desconocida, quería acercarse, estar a su lado y poder abrazarla, en su mente bortó el silencio y llegó la calma, pero una de las personas allí reunidas chocó con el haciendole despertar de su calma y sin disculparse siquiera, en aquel alboroto cada uno miraba por si mismo sin preocuparse por los demás cuando lo normal hubiese sido que todos se ayudasen entre ellos para poder mantener el control. ella seguía allí y la observaba como a una estrella caída del cielo, decidió acercarse, agachó la cabeza y avanzó varios pasos pero algo le impulsó a quedarse quieto, no levantó la mirada del suelo bañado de cristales rotos pero se sentía observado por ella, sabía que tenía su mirada clavada en él. alzó la cabeza y la vió arrodillada al lado de un hombre mal herido con algo clavado en el costado, todos corrían, nadie se prestó a ayudar a aquel desconocido excepto ella, se quedó perplejo al comprobar como el resto de personas eran capaces de ignorar a un igual estando este en clara situación de socorro. decidió correr hacia ellos y prestar también su ayuda, se arrodilló al lado del hombre mal herido y justo enfrente de ella, sintió su perfume, sintió su mirada clavada en la suya mas cerca que nunca, -voy a arrancarselo, tú cubre la hemorragia- dijo seria, sin inmutarse, bajó la mirada y vió la herida del hombre cubierta de abuntante sangre, las manos de ella se acercaban a lo que parecía ser un cristal clavado en el lomo, lo cogió delicadamente pero con fuerza y lo extrajo sin apenas dificultades -vamos!- exlamó, cogió la camisa del hombre que yacía a su lado y la utilizó para presionar la herida.[…]

nota del autor: esto es un párrafo de una historia escrita una tarde de verano en la playa.

21 y 22 de agosto, 07

Memnoch.

3 comentarios

Archivado bajo A Ninguna Parte

3 Respuestas a “Todavia siente el dolor

  1. Pues habria que leerla entera… ;)

  2. vale, pero entre tu y yo… solo te la paso a ti, ok? XD

    :**

  3. uy…en cuanto te vea te lo estoy pidiendo :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s