Archivo mensual: febrero 2008

Viernes = Resaca.

Viernes. Pero no un viernes cualquiera, no. Viernes y además fin de mes con lo que eso conlleva -la cartera vuelve a estar repleta-. La semana ha llegado a su fin y yo tengo ganas de que a la cuidad la cubra el manto de la noche.
Muchos volverán a sus casas cuando esto ocurra, pero otros tantos esperan ansiosos este momento… momento en el que será raro ver a gente sola, normalmente en estos momentos todos vamos acompañados con alguien… unos más y otros menos, pero todos acompañados.

Será el momento en que pierda la máscara de seriedad -luego tengo que buscarla porque nunca me acuerdo donde la dejé- las risas acompañarán a otra noche de viernes. El humo se acumulará en los locales y se incrustrará en nuestras ropas, mientras por nuestras gargantas correrá un liquido fuerte que nos invitará a deshinibirnos, muchos aceptarán la invitación, otros dirán que no -pero nos mentirán-.

Frases inconexas manarán con fuerza, miradas lascivas se nos cruzarán por el camino, pasos torpes que atraerán nuevas miradas, movimientos inconclusos buscando no se qué. Otro trago más de esa mágica bebida, y otro y otro y otro trago más. Asi el viernes noche pasará, y otra vez todo volverá a ser como antes… solo estos mágicos momentos son los que nos hacen olvidarnos de todo lo que estemos dispuestos a olvidar.
Y sin apenas darnos cuenta habrá amenecido, será entonces cuando la ciudad despierte y nosotros durmamos, otros muchos estaban esperando este momento para poder salir de sus casas.

Mañana estaré resacoso… y me encanta!!

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo A Ninguna Parte

Sueño de Otoño

 

Anoche soñé que
estaba abrazado a ella.
Nunca soñé que la abrazaba.

Era una tarde de otoño,
habían muchos árboles  y
el suelo estaba cubierto
de ojas marchitas.

Entre tus brazos
volví a tener aquella sensación
de bienestar que con los años olvidé.

¿Sabes? era muy bonito…
parecía cierto, nena!
parecía real…!

Me perdía en su pelo
con forma de viento
y fuí feliz.
Creí que estaba
ocurriendo de veras!

Y se entregaba a mi
como nunca, era mia!
era toda mia!

Ni siquiera en mi realidad
la he sentido tan cerca como
la sentí en aquel sueño, ¿sabes, nena?

No solo fué un sueño…
si no también un mar
de sensaciones, tan reales
que me las creí.

No hubieron palabras,
éramos solo dos cuerpos
abrazados fuertemente
era tan real… ¿sabes?
me lo creí todo, nena!
parecía real… si!

Qué sensación de
desasosiego cuando
desperté y no la sentí
a mi lado!!

Que sensación, nena!
No estabas a mi lado!!
Joder, ¿y que hago yo ahora? 

Ahora tendré que ir a por tí
Tendré que salir a buscarte, nena.

 imagen; dafni

9 comentarios

Archivado bajo A Ninguna Parte

Charles Bukowski – Reflexión

“Un intelectual es alguien que
dice algo simple
de una forma complicada.
Un artista es alguien que
dice algo complicado
de una forma simple”
 

Charles Bukowski

16 comentarios

Archivado bajo A Ninguna Parte

Mi falsa realidad.

Vuelvo después de una noche de desenfreno más, vuelvo a estar sola en casa, la realidad era esta, la realidad era mas triste, todo lo demás era solo una máscara. La noche ha cubierto la ciudad por completo y pienso en ahogarme en alcohol. Escucho golpes… golpes que me llaman. No sé si son reales o tan solo es mi cabeza, golpes tan fuertes que parece que vayan a romper las paredes… golpes incesantes que hago callar con amargo licor. Voy casi desnuda por casa, tengo la ilusión de que me venga a buscar… pero eso no iba a pasar, estaba sola y asi seguiría siendo. La ilusión era capaz de volver locas a las personas, había que tener mucho cuidado con las ilusiones. Pero no era capaz de soportar el silencio de esta casa, esta casa que cada dia era mas grande donde podría perderme facilmente por las habitaciones. Ultimamente, todo era demasiado para mi. La única solución era volver a inundiar mi cuerpo de alcohol…

A la mañana siguiente, el sol bañaba las calles. Era hora de volver a ponerme la máscara de falsa realidad. No sé cuanto tiempo más sería capaz de aguantar asi. Quizás ésta era mi condena, quizás era este el precio que tendría que pagar el resto de mi vida. Mi triste realidad. Mi falsa realidad.

imagen; Airini

15 comentarios

Archivado bajo A Ninguna Parte

Quienes Somos, Qué Somos.

Si nos preguntamos los unos a los otros quiénes somos, ya sabemos que la respuesta adelanta nada o poco. El otro dirá cómo se llama, dónde nació, contará su vida, si quiere, y al final, nada… Seguiremos sin saber quién es la persona que nos ha contado todo eso. La diferencia hay que encontrarla en dos preguntas que se parecen mucho pero no son idénticas. Una es: ¿quién es? O, en una forma mucho más compleja: ¿quién soy? Esta es una de las preguntas pero hay otra: ¿qué soy yo? El “quién” puede ser una biografía, el “qué” creo que no tiene respuesta. Peor aún: no la tendrá nunca.

Jose Saramago

imagen; Lunar Blood

25 comentarios

Archivado bajo A Ninguna Parte

Tu voz es el viento y tú el universo.

Sin tu voz
voy desnudo
en carne viva.

Sin tu mirada
mi alma se apaga.

El dia llora
desde que tú
no estás.

tu voz es el viento.
y tú el universo.

Sin tí.

Sin tí
la cuidad
no respira.

Sin tu pulso
mi sangre
se espesa.

Sin tí
La ciudad es gris.

Muero por dento
cuando despierto
sin tí,
nada quiero ser
si tú no estás.

En mi soledad.

Todo está
empapado de tí.
y nada sonrie
cuando tú no estás.

y no sé si soy yo
o eres tú.

Háblame…

te quiero
sentir respirar
muy cerca de mí.

El tiempo
parece que
me traiciona.

tu voz es el viento
y tú el universo.

Sin tí.

Sin tí
no merezco
nada.
Que tú y yo
fuímos uno.

Dejo todos
mis sueños
por mi realidad.

Me doy cuenta
de que no estás.

Dejé la puerta
abierta
de par en par.

tu voz fué mi viento
y tú todo mi universo.

imagen; dafni
inspiración; evohé

 

11 comentarios

Archivado bajo A Ninguna Parte

Con nombre de guerra

Las sábanas del dormitorio
ya estaban totalmente revueltas,
la lámpara continuaba
cubierta por un pañuelo de tela
para conseguir
esa cálida luz.

El incienso
se había consumido,
pero todavía
se respiraba
su peculiar olor.

Había pasado todo el dia
pensando en aquella noche,
preparando cada detalle
con sutileza, con delicadeza…

No se podía creer
que por fin
había conseguido tenerla
entre sus brazos
entre sus sabanas
y menos aún,
entre sus piernas…

Le costó mucho encontrar
una chica como ella,
y ahora que la calma
había vuelto
a aquella habitación,
no sabía
como reaccionar,
qué hacer
qué decir.

Después de todo,
no la echaría de menos
cuando todo acabase
o al menos era lo que
quería creer.

Ya era la hora,
ella se vistió,
él la acompañó a la puerta
sabía que tenía que dejarla ir
no podía hacer nada por evitarlo.

Ella, saca una tarjeta,
mientras pronuncia
sus palabras
de despedida;

“llamame cuando quieras, amor,
ya conoces nuestras tarifas”

dió un beso al aire
y él volvió a quedarse solo
en su habitación.

Mañana sería un nuevo dia.

3 comentarios

Archivado bajo A Ninguna Parte