Pequeño claro de luz.

El día amaneció triste
amenazaba lluvia
y el sol se escondía
tras sus lacayas las nubes.

La mañana oscureció
pero el cielo aguantó
y no rompió en mil lágrimas,
pues ya está acostumbrado.

El día podía haber sido
mucho peor
pero escuché tu voz
y calmó mi desesperación.

Al otro lado estabas tu
contemplando el mismo cielo,
viéndolo sufrir por contener
esas lágrimas de dolor.

Y escuché tu alegre reír
y un claro se abrió
en la oscura mañana
de angustia e inquietud.

Ahora,
el sol continúa tímido
sin atreverse a salir
y el cielo contiene aún su sufrir.

Pero ya todo da igual
no importa
que caiga un aguacero
o se acabe el mundo.

Porque hoy,
he escuchado tu voz.

imagen; robiciusei

7 comentarios

Archivado bajo A Ninguna Parte

7 Respuestas a “Pequeño claro de luz.

  1. Sin comentarios…

    No hay palabras.

  2. Epi

    Esperemos que siempre haya claros que nos llenen el corazón de alegría en los días más nublados.

  3. La lluvia en vez de afligirte ,consigue que escribas versos eficaces.
    Un placer Caminante.

  4. Últimamente en mi amada Medellín una cúmulusnimbus amenaza con precipitarse en un fuerte aguacero de mayo. Pero se sostiene allí, inmóvil aparentemente como esperando a que algo pase y la verdad, algo tiene que pasar. Los días oscuros dependen mucho del espectador, los mios últimamente son claros con un poco de nubes que no necesariamente están dispuestas a llorar mi tristeza permanente que se desvanece; siempre habrá quienes nos vuelvan los días claros cuando los vemos oscuros.

    Definitivamente parecemos nubes… http://elimarcela.wordpress.com/2008/05/12/parecemos-nubes/

    Un abrazo.

  5. Vampiresa, aveces no hacen falta palabras.

    — — — — — —

    Epi, sí amigo, eso será buena señal, que nunca nos falte un claro en un día oscuro.

    — — — — — —

    Manuel, los días de lluvia son muy bonitos, hay que disfrutarlos generalmente en casa, con un buen libro y una tacita con algo caliente, también puedes aprovecharlo escribieno.

    Un placer amigo!

    — — — — — —

    Marcela, siempre pasa algo, cuando menos lo esperamos, así nos toma por sorpresa, los días oscuros no tienen porqué ser oscuros para que observa.
    Gracias por dejar tu link

    Un saludo amiga.

  6. me enacntan los claros de luz porque ahi es donde uno puede perderse si quiere esconderse de la tristeza, el claro de luz es necesario en el corazón

  7. El claro de luz es necesario al final del día cuando las nubes nos cubren por completo.
    Gracias por dejar constancia de tu presencia, Isa.
    Un placer y vuelve cuando gustes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s