Solo es un juego.

Una noche me dijo
que conoció a un hombre
en su trabajo,
Yo seguí bebiendo vino
y no me molesté
si quiera en mirarla.

Noches después me dijo
que el hombre de su trabajo
era encantador y soltero,
yo la miré, me bebí
el resto del vino de un trago
y le dije que llevara cuidado.

Sus ojos diminutos mi miraron,
y se indignó conmigo,
eso me lo dijo todo,
le dije que para aquel hombre
aquello era un juego
al que todos los hombres juegan
con la mujeres comprometidas.

Ella se dió la vuelta
y se durmió.
yo me dormí también.

Días después, me dijo
que saldría a la noche
y llegaría tarde.
No le pregunté,
seguí con mi vino.

Volvió borracha, le dije
que llevara cuidado con ese hombre
que para el no era mas que un juego
al que todo hombre juega
con las mujeres comprometidas.

Me dijo que no sabía
lo que era el Amor.
No le contesté.
Esa noche acabé borracho.

Días mas tarde
me dijo que recogiera mis cosas
que hiciera la maleta
que no quería saber nada de mí
y me fuera de su casa.

Yo cogí unos calzoncillos
limpios que encontré
por ahí tirados,
me los eché al bolsillo
y me fui.

Días después me llamó,
me dijo que cuando habló
con aquel encantador hombre
y le dijo que me había dejado
para estar con el,
éste se dió la vuelta
y ya no quiso saber nunca
nada de ella.

Me pidió que volvieses a su lado.
Colgué el teléfono.
Me tiré en la cama de aquel
sucio y apestoso hostal
y comencé a reír y reír.
Esa noche acabé borracho.

8 comentarios

Archivado bajo A Ninguna Parte

8 Respuestas a “Solo es un juego.

  1. Reír y Reír… al terminar, pues no era más que sólo un juego.

    No hacía falta más.

  2. BelS

    Juego o no, él sabe lo que perdió… ella nunca lo sabrá….

  3. Epi

    Joe… vaya historia… aunqeu sólo es un juego…

  4. Vampiresa, y los juegos, juegos son… Él ya sabía que todo acabaría, conocía el juego al que los hombres juegan con las mujeres comprometidas, aunque nunca lo compartió.

    un abrazo fémina.

    — — — — — —

    Bels, así es, ella nunca será consciente como él lo fue.
    Bienvenido al blog, vuelve cuando quieras.

    un saludo.

    — — — — — —

    Epi, ¿te gustó la historia? entonces lee Bukowski, el lo hace mejor que yo.

    un saludo amigo.

  5. “Yo cogí unos calzoncillos
    limpios que encontré
    por ahí tirados,
    me los eché al bolsillo
    y me fui.”
    Esto, amigo, es el summun de la masculinidad…que mas puede necesitar un hombre despechado que una muda limpia ????
    desde luego que nada más, solo eso y dar media vuelta con orgullo y sin mirar atrás. maravilloso relato. he disfrutado leyendolo.

    hablando de bukowski, supongo que despues de esto enlaza perfectamente el relato de “los borrachos de las tres de la madrugada”.

    un saludo

  6. Hola Putoloco. Así es amigo, nunca hay que perder el orgullo, sea la situación que sea, es algo importante. Cualquier relato de Buk podría encajar a la perfección después de este texto, o también se podría colar en cualquier relato suyo… pero no nos confundamos, no estoy diciendo que lo haga igual de bien que él lo hizo.

    Gracias por pasarte, cuando quieras volver ya sabes dónde estoy.

    Un saludo!!

  7. puri

    todos los hombres juegan con las chicas estén o no comprometidas bueno no todos hay chicos ke alo primero juegan y luego se enamoran de ellas.un beso

  8. JOse

    Una de las diferencias entre un hombre y una mujer, es que el hombre cuando consigue lo que quiere pasa del tema… en cambio la mujer se aferra. Buena historia pero creo que al final el la perdona y regresa con ella, De ahi a los trios e intercambios de pareja hay un paso. Que lo disfruten

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s