El final de un camino.

(o la muerte de un caminante)

Una decrépita
y malparada alma,
confinada
tras barrotes de huesos,
de un cuerpo novicio.

Un ánima ofendida
instruida por el crepúsculo
año tras año.
un ánima despedazada
combatiente de mil batallas.
y ninguna victoria.
un ánima perdedora
sin conquistas apiladas.
Un ánima
que se resiste a sucumbir
pues sería de cobardes
hundirse en la derrota.

Una voz rota en el silencio,
evoca un porqué
a esta herida que aún supura.
Una afligida mirada en el exterior,
una extenuada mirada en el interior.

Las pisadas van a la deriva
con gris en la retina,
imágenes que se suceden
en un completo silencio
como en el mejor cine mudo
de finales de los años veinte.

Cuando no hay nada
por qué luchar,
cuando no hay nada
por qué decir,
cuando no hay nada
por qué gritar,
cuando no hay nada
y te arriesgas a cuestionar;
¿por qué seguir?

© 2008 El Viaje a Ninguna Parte.
Imagen; Caminante & Calle de Gandhi

12 comentarios

Archivado bajo A Ninguna Parte

12 Respuestas a “El final de un camino.

  1. ¿por que seguir?
    pues sería de cobardes hundirse en la derrota…
    ¿no?
    a ver si me aplico el cuento.
    Anda que el texto tiene cojones tio…

  2. Hacer un alto en el camino no es lo mismo que sucumbir a la derrota.
    Gracias por tu paso, Calle de Candhi, pero ¿que quieres decir exactamente con que tiene cojones?

    Un abrazo.

  3. Epi

    Has tardado mucho en volver a publicar algo. Espero que no tardes tanto en publicar más de tus fabulosos escritos. Por aquí seguiremos.

  4. Desata de límites tus sueños encerrados,
    contempla la dicha incomparable
    de ser libre contigo mismo y con tu alma,
    alcanzando para ti lo inalcanzable
    y de la distancia los tormentos calma.

    Sé dueño de tu hoy y tu mañana,
    aprende del pasado pluscuamperfecto.
    Vive el ahora del hoy y de otro tiempo,
    arrójate al dilema ideal del “Caminante”
    y con tu loca locura, amigo…sigue adelante!!!

    Un abrazo
    Yeli

  5. Bonitas palabras que sirven para desahogar el alma…palabras que permiten la reflexión…que nos deben de servir para no arrojar la toalla.

  6. Madre mía CAminante, así me sentí yo hace unos años, lo has descrito perfectamente. Tus palabras me han tocado, de verdad.
    Un beso

  7. Hay que tomarse todo el tiempo que se necesite, pero hay que volver, no se puede dejar que el dolor y el tiempo puedan con nosotros, con lo que fuimos, hay que resurgir de las cenizas, hay que ser fuertes, bastante es saber que las emociones son capaces de hacernos lo que nos hacen.

  8. crow

    como siempre te digo eres una gran poeta, admiro esa facilidad que tienes de hacer arte los versos, un saludo

  9. Por qué siempre hay alguién cerca de ti que se merece que lo hagas.

    Un placer leerte.
    Saludos

  10. Gracias por tus palabras, por leerme y comentar.

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s