Rescate.

Sálvame de tardes enlatadas,
de domingos aburridos
y situaciones cargadas. 

Sálvame de guardabarros
que amortiguan mis caídas,
que no permiten miramientos, 

Sálvame de noches frías,
en las que cuesta respirar
y el aire es espeso.

Sálvame de mí mismo,
pues soy un mar
plagado de curvas. 

Sálvame.

© 2009 El Viaje a Ninguna Parte.
Imagen; adixion

6 comentarios

Archivado bajo A Ninguna Parte

6 Respuestas a “Rescate.

  1. Yo, si quieres, te doy mi mano, para intentar salvarte ;)
    Un besazo

  2. A veces somos un peligro para nosotros mismos cuando se nos nubla la mente y no sabemos qué hacemos, cuando nuestra vida la controla el dolor.

  3. A veces Huir de si mismoes es la única salida. Es el peligro de pensar demasiado en soledad y la buena compañía el único antídoto.
    Encantao de leerte y compartir.

  4. Darling

    Salvale señor!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s