Desgarradora realidad.

Y tu vida se estrecha,
has decidido que así sea,
y ahora no hay vuelta atrás,
haces una lista
con todas las personas
con las que has compartido
algún sentimiento
pero piensas, y recuerdas,
y la lista queda en blanco,
y así es tu vida,
de la que hasta este momento
no habías sido consciente,
consciente de la cruda realidad.
Ahora sientes
como tu pecho es desgarrado
por una mano de afiladas uñas,
unas uñas que recorren tu piel,
y penetran en las entrañas,
abren tus costillas
y comienzan a vaciar,
lo poco que queda
dentro de ti,
quedándote completamente
vacío.

© 2009 El Viaje a Ninguna Parte
Fotografía; Rodolfo Rivas 

Deja un comentario

Archivado bajo A Ninguna Parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s