Incluso cuando estoy contigo.

Pienso en ti a casa instante, a casa segundo, pienso en ti constantemente, pienso en ti incluso cuando estoy contigo. Pienso en ti cuando me acuesto por las noches, pienso en ti mientras sueño, pienso en ti cuando despierto, cuando me levanto y cuando hago la cama, cuando desayuno y cuando me lavo los dientes y las manos. Pienso en ti cuando me ducho, también cuando me visto y cuando bajo los escalones, cuando camino y cuando salgo a la calle, cuando me cruzo con la gente, cuando veo a un niño reir, cuando me tropiezo, cuando los ancianos observan las obras del barrio,
cuando un coche acelera y cuando otro frena y también cuando los semáforos cambian de color. Pienso en ti mientras hablo con la gente, también cuando la gente me habla y me preguntan, cuando me dan los buenos días, las buenas tardes y las buenas noches, pienso en ti mientras respondo, pienso en ti cuando muevo las manos, pienso en ti cuando me miro al espejo, cuando preparo la comida, cuando frego los platos y los dejo en su sitio, cuando veo la televisión o cambio de canal, cuando me tumbo en el sofá, cuando escucho música, cuando hago la compra, pienso en ti cuando lloro, cuando sonrio, cuando alzo la voz o hablo en un murmullo, pienso en ti cuando estoy leyendo, también cuando escribo, pienso en ti cuando pasan los días, cuando pasan las nubes, cuando los aviones despegan y también cuando aterrizan, pienso en ti cuando chispea, cuando llueve, graniza o hay tormenta, también cuando caen rayos o escucho un trueno. Pienso en ti cuando miro la luna, cuando veo las estrellas y cuando juego con las sombras. Pienso en ti cuando salgo por las noches, cuando bebo cerveza, cuando son las cuatro de la madrugada, pienso en ti cuando giro la cabeza, cuando me toco el pelo o me rasco los ojos. Pienso en ti cuando vuelvo a casa, cuando me quito la ropa y me meto en la cama, pienso en ti mientras duermo, pienso en ti mientras sueño, pienso en ti cuando despierto, cuando me levanto de la cama. Pienso en ti a casa instante, a cada segundo, pienso en ti constantemente, pienso en ti insluso cuando estoy contigo, pienso en ti porque soy capaz de mirarte a los ojos y decir que te quiero. Te quiero.

Pienso en ti a cada instante, a cada segundo, pienso en ti constantemente, pienso en ti incluso cuando estoy contigo. Pienso en ti cuando me acuesto por las noches, pienso en ti mientras sueño, pienso en ti cuando despierto, cuando me levanto y cuando hago la cama, cuando desayuno y cuando me lavo los dientes y las manos. Pienso en ti cuando me ducho, también cuando me visto y cuando bajo los escalones de mi casa, cuando salgo a la calle y mientra camino, cuando me cruzo con la gente, cuando veo a un niño reír, cuando me tropiezo, cuando los ancianos observan las obras del barrio, cuando un coche acelera y cuando otro frena y también cuando los semáforos cambian de color. Pienso en ti mientras hablo con la gente, también cuando la gente me habla y me preguntan, cuando me dan los buenos días, las buenas tardes y las buenas noches, pienso en ti mientras respondo, pienso en ti cuando muevo las manos, pienso en ti cuando me miro al espejo, cuando preparo la comida, cuando friego los platos y los dejo en su sitio, cuando veo la televisión o cambio de canal, cuando me tumbo en el sofá, cuando escucho música, cuando hago la compra, pienso en ti cuando lloro, cuando sonrío, cuando alzo la voz o hablo en un murmullo, pienso en ti cuando estoy leyendo, también cuando escribo, pienso en ti cuando pasan los días, cuando pasan las nubes, cuando los aviones despegan y también cuando aterrizan, pienso en ti cuando chispea, cuando llueve, graniza o hay tormenta, también cuando caen rayos o escucho un trueno. Pienso en ti cuando miro la luna, cuando veo las estrellas y cuando juego con las sombras. Pienso en ti cuando salgo por las noches, cuando bebo cerveza, cuando son las cuatro de la madrugada, pienso en ti cuando giro la cabeza, cuando me toco el pelo o me rasco los ojos. Pienso en ti cuando vuelvo a casa, cuando me quito la ropa y me meto en la cama, pienso en ti mientras duermo, pienso en ti mientras sueño, pienso en ti cuando despierto, cuando me levanto de la cama. Pienso en ti a casa instante, a cada segundo, pienso en ti constantemente, pienso en ti incluso cuando estoy contigo, pienso en ti porque soy capaz de mirarte a los ojos y decir que te quiero. Te quiero.

© 2009 El Viaje a Ninguna Parte
Imagen; lostraveller

7 comentarios

Archivado bajo A Ninguna Parte

7 Respuestas a “Incluso cuando estoy contigo.

  1. Melodie

    Es precioso, Caminante. He leído varios textos tuyos y este es uno de mis favoritos.
    Mi mas sincera enhorabuena por ser capaz de hacer que las frases fluyan con tanta naturalidad.
    Saludos!

  2. Mucha gracias Melodie, en una época de sequía literaria se agradecen este tipo de comentarios que dan fuerza y ganas de seguir escribiendo. Muchas gracias de verdad.

    Nos vemos!

  3. Epi

    Es encantador. Sabes que siempre es un placer leer tus escritos. Así que ánimo, que las etapas de sequía son pasajeras.

  4. Eder

    que difícil es decir te quiero…..

    Muy bueno caminante!!

    aupa

  5. Es bonito poder tener alguien en que pensar.

  6. Lidia

    Es precioso ^^. Me ha encantado.
    A veces es bonito tener a alguien en quien pensar, alguien que ocupe tu mente las 24h del día.. pero otras también es duro.
    Decir te quiero, a veces es tan complicado …^^

    Un saludo^^.

  7. Luis Rodriguez

    Hubiera sido mejor “pienso en ti, incluso cuando estas conmigo”… esa frase la use hace poco con mi novia y le encanto jajaja…. la vi en una pelicula de Julia Roberts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s